martes, 24 de mayo de 2011

La Jirafa Que Pronto Comprendió Que Todo Es Relativo


Autor: Augusto Monterroso
 Hace mucho tiempo, en un país lejano, vivía una Jirafa, de estatura regular pero tan descuidada que una vez se salió de la Selva y se perdió. Desorientada como siempre, se puso a caminar a tontas y a locas de aquí para allá, y por más que se agachaba para encontrar el camino no lo encontraba. Así, deambulando, llegó a un desfiladero donde en ese momento tenía lugar una gran batalla. A pesar de que las bajas eran cuantiosas por ambos bandos, ninguno estaba dispuesto a ceder ni un milímetro de terreno.
Los generales arengaban a sus tropas con las espadas en alto, al mismo tiempo que la nieve se teñía de púrpura con la sangre de los heridos. Entre el humo y el estrépito de los cañones se veía desplomarse a los muertos de uno y otro ejército, con tiempo apenas para encomendar su alma al diablo; pero los sobrevivientes continuaban disparando con entusiasmo hasta que a ellos también les tocaba y caían con un gesto estúpido pero que en su caída consideraban que la Historia iba a recoger como heroico, pues morían por defender su bandera; y efectivamente, la Historia recogía esos gestos como heroicos, tanto la Historia que recogía los gestos del uno, como la que recogía los gestos del otro, ya que cada lado escribía su propia historia; así, Wellington era un héroe para los ingleses y Napoleón era un héroe para los franceses.

A todo esto, la Jirafa siguió caminando, hasta que llegó a una parte del desfiladero en que estaba montado un enorme Cañón, que en ese preciso instante hizo un disparo exactamente unos veinte centímetros arriba de su cabeza, más o menos. Al ver pasar la bala tan cerca, y mientras seguía con la vista su trayectoria, la Jirafa pensó:
"Qué bueno que no soy tan alta, pues si mi cuello midiera treinta centímetros más esa bala me habría volado la cabeza; o bien, qué bueno que esta parte del desfiladero en que está el Cañón no es tan baja, pues si midiera treinta centímetros menos la bala también me habría volado la cabeza. Ahora comprendo que todo es relativo".
Augusto Monterroso (1921-2003) es la máxima figura hispánica del género más breve de la literatura, el microrrelato, y una de las personalidades más entrañables, no sólo por su modestia y sencillez, sino también por su excepcional inteligencia y su exquisita ironía. Autodidacta por excelencia, abandonó sus estudios tempranamente, para dedicarse por completo a la lectura de los clásicos, que amó con pasión, como a Cervantes, cuyo influjo es evidente en su obra. Guatemalteco de adopción y centroamericano por vocación.

Actividades Sugeridas: Lectura

La lectura tiene una gran importancia en el proceso de desarrollo y maduración de los niños. Su potencial formativo va más allá del éxito en los estudios; la lectura proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y de gozo.
Comparto con ustedes algunas actividades que se pueden realizar en clase con aquellos niños que necesitan un poco más de apoyo y en casa para reforzar el trabajo.

JUGUEMOS CON SÍLABAS Y PALABRAS (CONCIENCIA FONOLÓGICA)
  • Segmentar una palabra en sílabas, articular cada sílaba por separado y después articular la palabra seguida. Ir incrementado la dificultad.
  • Búsqueda de palabras igual a un modelo visual, señalando los errores.
  • "Palabras codificadas”, dictar letra a letra lo más rápido posible una palabra y averiguarla lo antes posible.
  • “Tren de palabras”, una palabra comenzará con el mismo fonema que termina la anterior. 
  •  “Disparates”, leer la última sílaba de una palabra con la primera de la
     siguiente, suprimir la sílaba de en medio….
  •  Formar palabras que aparentemente no tengan sentido.
  •  Identificar los fonemas y sílabas comunes que tienen una serie de palabras. 
  •  Añadir o suprimir fonemas en una palabra para convertirla en otra. 
  •  Inversión de segmentos, p.e leer una palabra al revés. - Leer textos con lápiz en la boca o golosinas en la boca, para evitar vacilaciones, regresiones, etc.
  • Jugar con las sílabas, convertir una palabra en otra- mesa-masa-misa-musa variando solo la inicial.
  • Organiza una caja de sorpresas con sílabas y tarjetas que contengan palabras e imágenes.
  • Juega a entonar canciones haciendo uso de diferentes sílabas. Sami el saladero es un sangüino saliz y sardito..
VELOCIDAD LECTORA
  • Lecturas simultáneas de textos. Leer profesor y alumno u otro compañero más hábil en lectura  simultáneamente un texto en voz alta. 
  •  Lecturas repetidas. Leer reiteradamente un pasaje corto perosignificativo hasta alcanzar una fluidez adecuada.
  • Lectura de columnas de palabras que vayan aumentando progresivamente en número de silabas. 
  • Lectura de palabras y frases que tienen señaladas una serie de puntos que sirven para centrar la atención y aumentar la amplitud del campo visual. 
  • Juega a leer frases enunciativas, enumeraciones, frases interrogativas y  frases exclamativas.
COMPRENSIÓN LECTORA 
  •  Formular preguntas que atiendan al antes-durante y después de la lectura . 
  •  Elegir un final para un texto inconcluso. 
  •  Una vez leído un texto, elegir un título. 
  •  Completar frases eligiendo la palabra más adecuada. 
  •  Completar textos, colocando la palabra en su lugar correspondiente.
  •  Sustituir palabras por sinónimos y antónimos. 
  •  Escribir palabras de la misma familia que un modelo


Goza tu clase y haz que tus estudiantes se diviertan.

viernes, 20 de mayo de 2011

lunes, 2 de mayo de 2011


   
 

Paso a Paso:

Para imprimirla sólo tienes  que pinchar en la imagen y guardarla, la impresión debe ser  a color en un tamaño A4. Luego sólo tienes que pegar las dos caras y doblar por la mitad. Hay un espacio para que los niños pongan su nombre y cualquier cosa que se les ocurra de esas que les encantan a todas las madres… Una idea si son muy pequeños (atención los papás) es poner la huella de su manita en el interior, y de esta forma la podemos guardar como recuerdo.