lunes, 17 de octubre de 2011

Disculpe ¿Es usted una bruja?

Mi otra autora recomendada es Emily Horn aunque  de ella no les puedo contar mucho, ya que en la web existe poca información bibliográfica. Sólo se  que es Australiana, maestra de preescolar como yo y qué  su primer cuento me fascinó.




En este mes de hechizos, conjuros y magia, los invito a conocer a Horacio, el más expresivo de todos los gatos, él es el protagonista de una historia llena de encantos.  "Disculpe...¿Es usted una bruja?.  

Donde Viven Los Monstruos

domingo, 16 de octubre de 2011

Autor del mes: Maurice Sendak

Siempre he pensado que recomendar personas películas, música, autores, restaurantes, o literatura no es nada fácil ya que la óptica, la palabra, el juicio, el gusto, los intereses y hasta la cultura se ven seriamente involucrados. Pero hoy correré el riesgo y les recomendaré dos autores que gozan desde mi punto de vista de ese sentido que sólo se haya en la imaginación de un niño.

Uno de ellos es Maurice Sendak ilustrador y escritor nacido el 10 de junio de 1928 en Brooklyn, Nueva York. Entre la audiencia infantil es muy reconocido y la temática de sus obras logran ser atrayentes, difiriendo un poco del criterio selectivo de algunos adultos y hago mención de esto ya que al leer las reseñas de sus títulos en diferentes páginas los comentarios de este grupo no son muy favorecedores. Pero bueno, a mí me gusta y como este es mi sitio le brindaré un espacio a él y a sus cuentos.




Retomo unas palabras que fueron publicadas en la edición No. 222 de la revista IMAGINARIA y que me llevaron a conocer un poco más de su obra, en ellas se refiere a la pasión que le generar divagar entre espacios inimaginables, habitar otros mundos, sentirse perdido como Max su personaje en Donde Viven los Monstruos y hallarse en esa pasión de las líneas o los trazos que van dando forma a esa escultura que habita en su interior.



"El libro ilustrado es mi campo de batalla. Es donde yo me expreso. Es donde yo consolido mis poderes y los uno en lo que, espero, es una forma legítima y viable, significativa para otros y no solo para mí.

Es donde trabajo. Es donde vuelco esas fantasías que han estado conmigo toda mi vida y donde les doy una FORMA que significa algo. Yo vivo dentro del libro ilustrado: es ahí donde libro mis batallas y donde espero ganar mis guerras."

Maurice Sendak

Al leerlas me motiva a librar mis propias batallas, batallas que otros ya han librado y que en la actualidad yo leo.


jueves, 11 de agosto de 2011

Reflexiones Pedagógicas

Por: Judith Castillo M.
La palabra pedagogía etimológicamente deriva del griego -paidos- que significa niño y -agein- que traduce guiar o conducir. Aunque el paso de los siglos, las corrientes e investigaciones han producido cambios significativos en su concepción, la misión para quienes tienen la sagrada responsabilidad de enseñar continúa siendo la misma, desde Platón, Aristóteles, Piaget o Zubiría “Conducir al niño”, “llevarlo de la mano”.
De acuerdo a lo mencionado, no puedo evitar pensar en aquellos pedagogos protagonistas del proceso de enseñanza y en cómo lo hacen, ¿qué concepciones guían su práctica pedagógica?, ¿se encuentran preparados para asumir el reto de enseñar a los niños de esta nueva era? Al reflexionar en torno a lo anterior, llega a mi mente aquel rector de escuela de la fábula “El grillo Maestro” del autor Augusto Monterroso, y lo recuerdo porque vivió suspendido en el tiempo, preso de la difusa concepción de “pedagogía”, que en ocasiones no falta en los recintos educativos del presente, manifestándose al ejercer tradiciones pasadas, en el academicismo abrumador, en la desdibujada concepción del maestro como administrador o en la ausencia de un modelo pedagógico que les defina el camino a seguir.

Repensar en la como la figura del maestro que “conduce” se hace esencial en este momento cuando la tecnología va más a prisa que nuestros pensamientos y donde las necesidades de los estudiantes cada vez son mayores.
Aquí les dejo la fábula...


Allá en tiempos muy remotos, un día de los más calurosos del invierno el Director de la Escuela entró sorpresivamente al aula en que el Grillo daba a los Grillitos su clase sobre el arte de cantar, precisamente en el momento de la exposición en que les explicaba que la voz del Grillo era la mejor y la más bella entre todas las voces, pues se producía mediante el adecuado frotamiento de las alas contra los costados, en tanto que los Pájaros cantaban tan mal porque se empeñaban en hacerlo con la garganta, evidentemente el órgano del cuerpo humano menos indicado para emitir sonidos dulces y armoniosos.

Al escuchar aquello, el Director, que era un Grillo muy viejo y muy sabio, asintió varias veces con la cabeza y se retiró, satisfecho de que en la Escuela todo siguiera como en sus tiempos.

(Augusto Monterroso. La oveja negra y demás fábulas)

Tomado de:
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/monte/grillo.htm

martes, 9 de agosto de 2011

Escritora invitada: Yolanda Reyes

Escritora colombiana. Inclinada desde muy temprana edad al cultivo de la creación literaria, ha desarrollado importantes labores de promoción y animación cultural en agrupaciones como el colectivo "Espantapájaros Taller", del que ha sido directora.

Especializada en sus inicios en literatura infantil y juvenil, entre sus obras cabe resaltar títulos como El terror de sexto B (1995) y María de los Dinosaurios (1998). Uno de sus cuentos, Los agujeros negros (2000), fue seleccionado por la editorial española Alfaguara para su colección "Los Derechos del Niño", creada por prestigiosos escritores e ilustradores de distintos países de habla hispana para mostrar a los niños y niñas cuáles son sus principales derechos y cómo lograr un mundo más solidario y más justo.



La Sustancia Oculta de los Cuentos

Los invito a leer una reflexión en cuanto a la esencia de todo maestro de literatura. El fragmento lo tomé de "La Sustancia Oculta de los Cuentos",

Charla para los maestros, con ocasión del lanzamiento de Cuentos para siempre de la colección “Libro al Viento”, del Instituto Distrital de Cultura y Turismo.

Biblioteca Virgilio Barco. Bogotá, Colombia. Junio 18 de 2004



Un maestro de literatura, por encima de todo es, como aquellos contadores que evocamos al comienzo, una voz que cuenta; una mano que inventa palacios y arquitecturas imposibles, que abre puertas prohibidas y que traza caminos entre el alma de los libros y el alma de los lectores. Y para hacer su trabajo, no debe olvidar que, más allá de maestro, es también un ser humano, con zonas de luz y sombra; con una vida secreta y una casa de palabras que tiene su propia historia. Su labor, como la literatura misma, es riesgo e incertidumbre. Su oficio privilegiado es, básicamente, leer. Y sus textos de lectura no son sólo los libros sino también sus lectores. No se trata de un oficio, sino de una actitud de vida. No figura en los estándares ni en los textos escolares ni en el manual de funciones, pero se puede enseñar. Ojalá les quede esa idea clara: que un maestro puede “enseñar” el amor por la literatura mediante su actitud vital, que es el texto por excelencia de sus alumnos. Cuando salgan del colegio y olviden fechas y nombres, podrán recordar la esencia de esas conversaciones de vida que se tejían entre líneas, cuando su maestro sacaba un libro de cuentos y compartía con ellos la emoción de una historia, sin pedirles nada a cambio. Porque en el fondo, los libros son eso: conversaciones de vida. Y sobre la vida, sí que es urgente aprender a conversar.







miércoles, 13 de julio de 2011

A leer con Ivar Da Coll



Hace algunos años conocí la magia de leer los cuentos de Ivar Da Coll en mi querido "Cuenta Cuentos", hoy en el salón de clases continuo disfrutando de la lectura en voz alta y de las maravillosas historias de éste escritor e ilustrador.

Les recomiendo dos cuentos que me encantan TENGO MIEDO  y GARABATO..


TENGO MIEDO 
Es hora de dormir.
Hay tanto silencio, que se oye el golpear de las hojas contra el cristal de la ventana.
Todo está oscuro.
Sólo unas pocas estrellas acompañan a la luna en el cielo.
Eusebio no se puede dormir. Tiene miedo.
"¡Ananías! ¡Ananías! ¿Estás dormido?" pregunta Eusebio muy bajito.
"No, aún no", responde Ananías. "¿Qué te pasa?"
Eusebio le cuenta por qué no puede dormir tranquilo.
"Tengo miedo de los monstruos que tienen cuernos..."
"De los que se esconden en los lugares oscuros y sólo dejan ver sus ojos brillantes...""De todos, todos esos que nos asustan tengo miedo."
"De los que escupen fuego..."
"De los que son transparentes..."
"De los que tienen colmillos..."
"De los que vuelan en escoba y en la nariz les nace una verruga..."
"Te entiendo", replica Ananías. "Ven, siéntate a mi lado y deja que te cuente algo", le propone.
"Sabías tú que los que escupen fuego..."
"Los que tienen cuernos..."
"Los que son blancos, muy blancos, tan blancos que parecen transparentes..."
"Los que tienen colmillos..."
"Los que vuelan en escoba y tienen una verruga en la nariz..."
"Los que se esconden en lugares oscuros y sólo dejan ver sus ojos brillantes..."
"También deben lavarse los dientes antes de ir a dormir."
"A veces no les gusta la sopa."
"Se bañan bien con agua y jabón."
"Les da miedo cuando sale el sol."
"Prefieren los helados de muchos sabores."
"Y les gusta mucho jugar a la pelota."
"¿Es cierto todo eso?", pregunta Eusebio.
"Claro que sí", responde Ananías
"¿Sabes? Ya no tengo miedo. Ahora me voy tranquilo a dormir a mi cuarto."
"Hasta mañana, Eusebio."
"Hasta mañana, Ananías."



lunes, 4 de julio de 2011

Autor del mes: Ivar Da Coll

Breve reseña del autor:
Ivar Da Coll nació el 13 de marzo de 1962 en Bogota, Colombia. En 1983 comenzó a trabajar con distintas editoriales como ilustrador de libros de texto. En 1985 hizo la serie de libros de imágenes Chigüiro, cuyo personaje central es un mamífero de la fauna suramericana, para el Grupo Editorial Norma. Esta serie de libros tuvo una gran acogida por parte de los lectores infantiles y adultos. Con este trabajo se introduce completamente en el mundo de la literatura infantil en el cual es autor e ilustrador de sus textos y de textos creados por otros escritores. Desde 1990 se encarga de la diagramación y la ilustración de Dini, revista infantil mensual del Diners Club. Ha representado a Colombia en dos ocasiones como autor en la Lista de Honor de IBBY con sus libros Tengo miedo y Hamamelis, Miosotis y el señor Sorpresa.

Da Coll fue elegido por la sección colombiana de IBBY, como el candidato de su país para los Premios Hans Christian Andersen 2000. Además, el autor ilustrador fue nominado por Colombia en el 2002 y en el 2008 para el premio Astrid Lindgren Memorial Award (ALMA).Algunos de los premios y reconocimientos que el autor ilustrador ha recibido son: Premio ACLIJ al mejor libro infantil colombiano, por Torta de cumpleaños en el 1990, Lista de Honor de IBBY, por Tengo miedo en el mismo año, seleccionado en la lista de los diez mejores libros infantiles del año, del Banco del Libro de Venezuela, por Torta de cumpleaños y Tengo miedo en 1991, Premio en el concurso de carátulas de la Cámara colombiana del Libro, por Torta de cumpleaños, Premio en el concurso de carátulas de la Cámara Colombiana del Libro, por Garabato en el 1992 y Lista de Honor de IBBY, por Hamamelis, Miosotis y el Señor Sorpresa en el 1996.

martes, 7 de junio de 2011

Monstruo contra el que luchar

Me agobia sentir ese monstruo que transforma cada segundo en pasado y que colma de ansias mi ser frente aquel destino que no se puede prever.

Él, es un engendro voraz producto de la mortalidad, que se alimenta de mis acciones y las convierte en evocaciones para luego consumirlas a su antojo.

Se materializa a mi alrededor recordándome con sus múltiples formas que persigue mis pasos con su andar devastador. Es omnipresente, ensordecedor, convencional, caprichoso, abstracto y también abrumador.

Logra llevarme de un extremo a otro, buscando absorberme, precipitarme y angustiarme. Otras veces, quiere sosegarme y con precisión absoluta enseñarme que debo esperar sin desesperar.

Anhelo escapar de su sombra en días como hoy al percibirlo mimetizado en mi existir, persiguiéndome desde que renace la aurora, hasta que al caer el ocaso vigilante mi sueño controla.

Autor del mes: Anthony Browne

Anthony Browne nació en Sheffield, Inglaterra, el 11 de septiembre de 1946.
Su primer trabajo independiente lo realiza como diseñador de postales para niños, trabajo que le da autonomía económica y asimismo, con la ayuda inestimable de su 'patrón' Gordon Fraser, se convierte en una plataforma real para pensar y realizar sus primeros libros." (1)
Through the Magic Mirror es el nombre de su primer libro, publicado en 1976 por Hamish Hamilton. Así seguirá editando otros libros más hasta alcanzar su primer gran éxito, Gorila (2), con el que consigue varios premios importantes: Emill/Kurt Maschler Award, Kate Greenaway Medal, New York Times Illustrated Book y Boston Globe Award Honour Book. El libro cuenta la historia de una niña a quien su padre, siempre ocupado, no le prestaba mucha atención. Una noche, su pequeño gorila de peluche cobra vida y se convierte en un auténtico gorila que la lleva a un paseo inolvidable.

(1)Pello Añorga y Nerea Alzola. 14 autores : Literatura Infantil. Eskoriatza (Gipuzkoa), Mondragon Unibertsitatea, 1998.
(2)Browne, Anthony. Gorila. México, Fondo de Cultura Económica, 1991. Colección Los especiales de la orilla del viento.
Biografía tomada de: http://www.imaginaria.com.ar/00/2/browne.htm

Trailer libro: Willy el timido de Anthony Browne

Derechos del Lector

Para animar a leer lo primero que hay que dejar claro es que tenemos el derecho de leer a nuestro entero gusto. Además, también queda claro que para leer bien a los clásicos y disfrutarlos plenamente, antes hay que leer muchas otras cosas más sencillas que nos vayan abriendo el apetito y la mente. Así, más tarde, ya formados como lectores con criterio, nos darán rabia las lecturas apresuradas y superficiales, nos sublevaremos ante los textos mal escritos y no permitiremos que nos engañen con mala literatura, con historias planas y huecas que no nos aportan nada significativo, ni siquiera auténtica y gozosa satisfacción.




Derechos del Lector

1) El derecho a no leer.
2) El derecho a saltarnos páginas.
3) El derecho a no terminar un libro.
4) El derecho a releer.
5) El derecho a leer cualquier cosa.
6) El derecho al bovarismo.
7) El derecho a leer en cualquier sitio.
8) El derecho a hojear.
9) El derecho a leer en voz alta.
10) El derecho a callarnos.
 
Tomado de: Daniel Pennac (1992). Como una novela. Barcelona: Anagrama, 1993. Traducción de Joaquín Jordà.
Bovarismo: Enfermedad de transmisión textual. (Término alusivo a Madame Bovary, la protagonista de la novela homónima de Flaubert, lectora compulsiva y apasionada de novelas románticas.)







sábado, 4 de junio de 2011

Bendecida Por Mi Llamamiento

Por: Judith Castillo Martelo
Artículo publicado en la revista Liahona julio 2010


“El Señor la ha llamado a servir como presidenta de nuestra Primaria”, me dijo el presidente de rama. Sólo había pasado un año desde que salí de la clase de las Laureles y dos desde que me bauticé en la Iglesia. No lo podía creer.
“No tengo la paciencia necesaria para enseñar a los niños”, le dije.
“¿Cree que su llamamiento viene de Dios?”, me preguntó. “Cuando Él nos llama, nos prepara y capacita” 1 .
Sus palabras me llenaron de confianza y supe inmediatamente que el Señor me necesitaba en la Primaria. No tenía ni idea de cómo cumplir con mi nuevo llamamiento, pero sabía que Él me guiaría.
Deseaba hacer mi trabajo lo mejor posible, pero unos meses más tarde le diagnosticaron cáncer a mi madre. Además de eso, yo estudiaba ingeniería de sistemas y me resultaba difícil cumplir con todas mis responsabilidades en el hogar, en la universidad y en la Primaria. Mi ánimo comenzó a flaquear, y un domingo en una reunión dominical se desbordó el vaso y no pude contener las lágrimas.
Un miembro de mi barrio se dio cuenta y me dio un consejo maravilloso: “Judith, la mejor manera de superar las pruebas es perderse uno mismo en el Evangelio y en el servicio a los demás”, dijo. “Al hacerlo, verás cómo el Señor alivia tus cargas”.
Al seguir su alentador consejo, mi actitud cambió, se fortaleció mi fe y quedé llena de determinación de servir al Señor. Mis pruebas persistieron, pero me dediqué personalmente a mi llamamiento y siempre estaba deseando que llegara el domingo para ver a los niños; ellos me enseñaban algo cada semana al mostrarme su testimonio por medio de sus actos. A medida que pasaban los meses, vi cómo el Señor estaba moldeando mi carácter y cómo yo estaba cultivando dones y talentos que ignoraba que tenía.
Al año siguiente salí de Barranquilla, Colombia, para ir una semana a Bogotá con mi madre, que necesitaba quimioterapia. Durante aquel tiempo, oraba constantemente y me sentía cerca del Señor. Decidí cambiar de especialidad en mis estudios universitarios y, por medio de la inspiración, supe que el Señor deseaba que dedicara mi vida a enseñar a niños. Cuando regresé a la facultad, comencé a seguir estudios de educación académica especial.
Supe que el Padre Celestial me había dado el llamamiento en la Primaria para prepararme. Al prestar servicio, descubrí mi verdadera vocación y, a medida que he vivido el Evangelio y me he entregado al servicio, he sentido que me encontraba entre los brazos del Señor.
El testimonio que obtuve mientras servía en la presidencia de la Primaria y más tarde en la presidencia de la Primaria de estaca, me ha mantenido como miembro de la Iglesia; he aprendido a enseñar con amor, a mirar con los ojos de un niño y a recurrir al Señor para obtener guía e inspiración.
Todos los días, al enseñar en una escuela bilingüe de mi ciudad, pienso en los esfuerzos, los desafíos y las bendiciones de aquellos años. Los niños que asistían a la Primaria en aquella época son ahora adolescentes, pero sus ojos siguen brillando de amor por el Salvador y Su evangelio.
Sé que cuando el Seños nos llama, nos enseña y capacita, y coloca líderes en nuestro camino para ayudarnos a vivir este hermoso evangelio de Jesucristo.

Una oportunidad de crecer

President Dieter F. Uchtdorf
“Cada [llamamiento] nos ofrece la oportunidad de servir y de progresar. El Señor organizó la Iglesia de una manera que proporciona a cada miembro la oportunidad de servir, la cual, a su vez, conduce al crecimiento espiritual de la persona. Sin importar de qué llamamiento se trate, les insto a verlo como una oportunidad no sólo de fortalecer y bendecir a los demás, sino también de llegar a ser lo que nuestro Padre Celestial desea que lleguen a ser”.
Presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, “Impulsen desde donde estén”, Liahona, noviembre de 2008, pág. 56.

martes, 24 de mayo de 2011

La Jirafa Que Pronto Comprendió Que Todo Es Relativo


Autor: Augusto Monterroso
 Hace mucho tiempo, en un país lejano, vivía una Jirafa, de estatura regular pero tan descuidada que una vez se salió de la Selva y se perdió. Desorientada como siempre, se puso a caminar a tontas y a locas de aquí para allá, y por más que se agachaba para encontrar el camino no lo encontraba. Así, deambulando, llegó a un desfiladero donde en ese momento tenía lugar una gran batalla. A pesar de que las bajas eran cuantiosas por ambos bandos, ninguno estaba dispuesto a ceder ni un milímetro de terreno.
Los generales arengaban a sus tropas con las espadas en alto, al mismo tiempo que la nieve se teñía de púrpura con la sangre de los heridos. Entre el humo y el estrépito de los cañones se veía desplomarse a los muertos de uno y otro ejército, con tiempo apenas para encomendar su alma al diablo; pero los sobrevivientes continuaban disparando con entusiasmo hasta que a ellos también les tocaba y caían con un gesto estúpido pero que en su caída consideraban que la Historia iba a recoger como heroico, pues morían por defender su bandera; y efectivamente, la Historia recogía esos gestos como heroicos, tanto la Historia que recogía los gestos del uno, como la que recogía los gestos del otro, ya que cada lado escribía su propia historia; así, Wellington era un héroe para los ingleses y Napoleón era un héroe para los franceses.

A todo esto, la Jirafa siguió caminando, hasta que llegó a una parte del desfiladero en que estaba montado un enorme Cañón, que en ese preciso instante hizo un disparo exactamente unos veinte centímetros arriba de su cabeza, más o menos. Al ver pasar la bala tan cerca, y mientras seguía con la vista su trayectoria, la Jirafa pensó:
"Qué bueno que no soy tan alta, pues si mi cuello midiera treinta centímetros más esa bala me habría volado la cabeza; o bien, qué bueno que esta parte del desfiladero en que está el Cañón no es tan baja, pues si midiera treinta centímetros menos la bala también me habría volado la cabeza. Ahora comprendo que todo es relativo".
Augusto Monterroso (1921-2003) es la máxima figura hispánica del género más breve de la literatura, el microrrelato, y una de las personalidades más entrañables, no sólo por su modestia y sencillez, sino también por su excepcional inteligencia y su exquisita ironía. Autodidacta por excelencia, abandonó sus estudios tempranamente, para dedicarse por completo a la lectura de los clásicos, que amó con pasión, como a Cervantes, cuyo influjo es evidente en su obra. Guatemalteco de adopción y centroamericano por vocación.

Actividades Sugeridas: Lectura

La lectura tiene una gran importancia en el proceso de desarrollo y maduración de los niños. Su potencial formativo va más allá del éxito en los estudios; la lectura proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y de gozo.
Comparto con ustedes algunas actividades que se pueden realizar en clase con aquellos niños que necesitan un poco más de apoyo y en casa para reforzar el trabajo.

JUGUEMOS CON SÍLABAS Y PALABRAS (CONCIENCIA FONOLÓGICA)
  • Segmentar una palabra en sílabas, articular cada sílaba por separado y después articular la palabra seguida. Ir incrementado la dificultad.
  • Búsqueda de palabras igual a un modelo visual, señalando los errores.
  • "Palabras codificadas”, dictar letra a letra lo más rápido posible una palabra y averiguarla lo antes posible.
  • “Tren de palabras”, una palabra comenzará con el mismo fonema que termina la anterior. 
  •  “Disparates”, leer la última sílaba de una palabra con la primera de la
     siguiente, suprimir la sílaba de en medio….
  •  Formar palabras que aparentemente no tengan sentido.
  •  Identificar los fonemas y sílabas comunes que tienen una serie de palabras. 
  •  Añadir o suprimir fonemas en una palabra para convertirla en otra. 
  •  Inversión de segmentos, p.e leer una palabra al revés. - Leer textos con lápiz en la boca o golosinas en la boca, para evitar vacilaciones, regresiones, etc.
  • Jugar con las sílabas, convertir una palabra en otra- mesa-masa-misa-musa variando solo la inicial.
  • Organiza una caja de sorpresas con sílabas y tarjetas que contengan palabras e imágenes.
  • Juega a entonar canciones haciendo uso de diferentes sílabas. Sami el saladero es un sangüino saliz y sardito..
VELOCIDAD LECTORA
  • Lecturas simultáneas de textos. Leer profesor y alumno u otro compañero más hábil en lectura  simultáneamente un texto en voz alta. 
  •  Lecturas repetidas. Leer reiteradamente un pasaje corto perosignificativo hasta alcanzar una fluidez adecuada.
  • Lectura de columnas de palabras que vayan aumentando progresivamente en número de silabas. 
  • Lectura de palabras y frases que tienen señaladas una serie de puntos que sirven para centrar la atención y aumentar la amplitud del campo visual. 
  • Juega a leer frases enunciativas, enumeraciones, frases interrogativas y  frases exclamativas.
COMPRENSIÓN LECTORA 
  •  Formular preguntas que atiendan al antes-durante y después de la lectura . 
  •  Elegir un final para un texto inconcluso. 
  •  Una vez leído un texto, elegir un título. 
  •  Completar frases eligiendo la palabra más adecuada. 
  •  Completar textos, colocando la palabra en su lugar correspondiente.
  •  Sustituir palabras por sinónimos y antónimos. 
  •  Escribir palabras de la misma familia que un modelo


Goza tu clase y haz que tus estudiantes se diviertan.

viernes, 20 de mayo de 2011

lunes, 2 de mayo de 2011


   
 

Paso a Paso:

Para imprimirla sólo tienes  que pinchar en la imagen y guardarla, la impresión debe ser  a color en un tamaño A4. Luego sólo tienes que pegar las dos caras y doblar por la mitad. Hay un espacio para que los niños pongan su nombre y cualquier cosa que se les ocurra de esas que les encantan a todas las madres… Una idea si son muy pequeños (atención los papás) es poner la huella de su manita en el interior, y de esta forma la podemos guardar como recuerdo.


viernes, 22 de abril de 2011

lunes, 11 de abril de 2011

Llueve en Cajicá

En medio de la madrugada percibo un ruido, al escucharlo lo identifico, son gotas de agua que caen densamente sobre las tejas de mis vecinos, me absorben las ganas de regresar a ese sueño profundo plácido y acogedor, pero llega a mi mente un pensamiento que me arrastra de aquel estado de somnolencia ¡Está lloviendo!, miro a través de la ventana y contemplo las faldas de los cerros y aquel pensamiento inicial se torna en un cuestionamiento perturbador ¿Será que también llueve en Cajicá?

Según las predicciones del tiempo este será un día lluvioso, generalmente no creo en ellas ya que el clima de la sabana es para mí impredecible y cada vez más incierto. Al dirigirme al paradero detengo mi mirada en aquella maestra con la que diariamente me cruzo al llegar al puente, luciéndo su falda con particular estilo inglés y pienso "que desdicha usar ese uniforme en este día tan frío", pero bueno, llega la ruta y voy en medio de la autopista que no tiene semáforos rumbo a mi sitio de trabajo.

Al llegar al colegio, despierto de ese sueño liviano cuando escucho “llegamos de décimos”, comentario diario de los trillizos que rompe el silencio de la ruta, al despertar observo a través de la ventana que efectivamente llueve en Cajicá, municipio de la sabana al cual la lluvia le pertenece.

Me dispongo a disfrutar de un tiempo de trabajo personal cuando me dicen que la Miss de ciencias llegará al finalizar la primera hora ya que su ruta se encuentra en un gran trancón, en términos generales la única hora libre del día se convirtió en ese remplazo al que todo maestro le teme.

Los niños llevaban botas para ir a la huerta pero mis conocimientos agrícolas son muy escasos, así que optamos por permanecer en el salón y observar el video de la fábula “la cigarra y la hormiga”, la cual escribió Samaniego cuando el clima no era tan variable como ahora, en estos momentos no se sabe en qué meses del año es verano o invierno. Si la cigarra hubiese vivido en Cajicá habría contado con pocos días de esparcimiento y pasado largos días de hambre. Diferentes apelativos le dieron los chicos de primer grado del Colegio mayor de los Andes a la cigarra, por otra parte, la hormiga salió triunfante y victoriosa al finalizar la conversación y también la hora de clase.

Como en todo día lluvioso los niños deben tomar su descanso en el salón de clases, lo cual resulta si no se está preparado en el más grande de los caos. Muchos de ellos no sabían a qué jugar, recordé que para mí no había nada más divertido que jugar en grupo. Lamentablemente ese juego grupal se está perdiendo en medio de la abrumadora y en ocasiones solitaria tecnología, al observarlos pensaba cómo distraerlos en esos 30 minutos de descanso donde además de la lluvia tienes a 30 niños que no saben qué hacer.

Fue entonces cuando saqué de mi caja de sorpresas algunos lápices, varias hojas, un parqués y plastilina. Les dije voy a compartir tres juegos que usaba con mis amigos cuando llovía y no podíamos salir al parque. Ellos son: El triqui, el stop y por último aquel en el que se hacen múltiples punticos y se deben armar cuadritos, nunca supe cómo se llamaba, así que ustedes le pondrán un nombre. Como era de esperar a algunos no les llamó la atención ninguno de mis tres juegos de antaño, así que cerca de mi escritorio pude ver a Sarah haciendo toda una obra de arte en plastilina, resalté frente al grupo su hermoso trabajo y cuando volví la mirada a ella, tenía a varios de sus compañeros enseñándoles cómo elaborar su maravillosa obra de arte.

Vale la pena resaltar, que desde mis experiencias motrices jamás he hecho un modelado en plastilina medianamente parecido al de ella y mucho menos con tanta destreza. En este día Sarah brilló cual sol barranquillero en nuestro salón como una gran maestra.

No faltó quién como yo no se quejara de la lluvia, pero la mayoría de nosotros gozó de una divertida mañana y aunque durante todo el día no salió el sol, logramos divertirnos volviendo al juego grupal en nuestro salón.

domingo, 10 de abril de 2011

PEDAGOGÍA HOMOGENEA PARA NIÑOS SINGULARES

Cierto día dediqué parte de mí ejercicio “pedagógico”, a “contemplar” a mis estudiantes y concluí que la esencia por la que están conformados es la misma, son creyentes naturales, amorosos por excelencia, hábiles al perdonar, ávidos de conocimiento, hipotéticos, reflexivos, grandes exploradores, inquietos e investigadores, los mejores lectores y con una “singularidad” innata que los identifica y define.


De todas las características que visualicé llamó particularmente mi atención la “singularidad”. Sí, esa esencia que los hace ser “únicos” y puedo decirles que los percibí así, uno a uno, únicos y diferentes. Al mismo tiempo, vi como esa cualidad se perdía en medio de otra que hábilmente trata de quitarles su valor, su distinción y me refiero a la temible “homogeneidad”.

Y es allí donde entra en juego un arte que para mí, es parte de mi razón de existir “La educación”, la concibo como un “arte” porque me permite expresar ideas, sentimientos, emociones y sensaciones. Porque soy lo que hago y amo lo que soy, hoy expreso mi sentir en torno a esa “educación”, que se pierde en medio del academicismo abrumador, en la difusa concepción de pedagogía que más que una respuesta y una forma de conducir a otro (niño) al conocimiento, se transforma en la lucha de lo que “es” con lo que debe “ser”.